El segundo botón

20 de marzo de 2019 at 11:21
Facebooktwittergoogle_plus

Source@Wikimedia commons

En Japón marzo es el mes de la graduación. En los colegios, escuelas y universidades se celebra la ceremonia de graduación, que marca el punto final de una etapa de la vida. Para algunos, la graduación trae recuerdos de aquel tiempo lejano de las imágenes de uniformes escolares, flores de cerezos, tubos que guardan el certificado de la graduación, etc. Es el momento de la despedida de los compañeros si no seguimos en la misma escuela a partir del curso siguiente.

Existe una costumbre del día de la ceremonia de graduación de escuelas de educación secundaria o bachillerato: la chica pide al chico de quien está enamorada que le regale el segundo botón del uniforme, denominado gakusei fuku o gaku ran (学生服 o 学ラン).

¿Por qué se pide el segundo botón? Según la marca de uniformes Kanko (http://kanko-gakuseifuku.co.jp/) existen algunas teorías sobre ello. Una de estas es que cada botón del uniforme tiene su sentido y el del segundo es ‘la persona más importante’. Otra teoría explica que conseguir el segundo botón significa conseguir el corazón, porque es el más cercano a este órgano vital. Según la tercera explicación, el origen del gakusei fuku o gaku ran era uniforme militar, y se dice que cuando un joven iba a una guerra regalaba el segundo botón como recuerdo a la persona más importante. Si perdía el primero, llamaba la atención y podían reñirlo, pero la falta del segundo botón quedaba más disimulada. Asimismo, hace referencia a una película que puede ser el origen de esta costumbre.

El Diario de Kyoto (Kyôto shinbun: https://www.kyoto-np.co.jp/) informa de que cada vez hay menos chicas que tienen experiencia de haber conseguido el segundo botón. Uno de los motivos es que se ha reducido el número de las escuelas donde se utiliza uniforme de este tipo y, por otra parte, hoy en día la graduación no causa tanta sensación de despedida como antes, porque se puede comunicar por teléfono inteligente (smartphon). En la revista CanCam (https://cancam.jp/) se explica que, a pesar de que hay menos chicas de diez a veintinueve años que  tienen experiencia de ello, la costumbre todavía es vigente. Y eso de pedir el segundo botón ¿podría aportar algo más que el recuerdo de la ceremonia de la graduación? La revista dice que, según una encuesta, un 90 % de las mujeres que lo han pedido lo han conseguido y para un 30 % de ellas la relación se ha convertido en amorosa.

¿Existe en vuestra cultura alguna costumbre relacionada con la ceremonia de graduación?

Facebooktwittergoogle_plus